¿Cómo acoger a un miembro?

 

  1. Elegir a tu huésped

  2. Contactar con los “miembros interesados en tu alojamiento”

  3. Asegúrate de tener seguro

  4. Organizarse con el invitado

  5. Tener listo el alojamiento

  6. Proteger tus bienes

  7. Preparar la llegada

  8. Contar con una persona de confianza

 

recevoir un membre

1. Elegir a tu huésped

Tienes la posibilidad de aceptar o rechazar una solicitud de alojamiento en cualquier momento. Una vez solicitada una reserva, tienes 48 horas para dar una respuesta antes de que caduque la petición. Te aconsejamos de contestar cada solicitud, aunque sea de manera negativa, ya que las reservas caducadas por falta de respuesta tendrán repercusiones negativas en los resultados de búsqueda de tu alojamiento, así como en el ratio de respuesta visible en tu perfil.

Para elegir a tu huésped de la mejor manera:

Pide el máximo de información de tus huéspedes mediante el intercambio de mensajes.
• 
Ten en cuenta a los huéspedes que forman parte de tus redes de conocidos.
• 
Mira sus comentarios, apuntes, estatus y sus verificaciones (conexión a las redes sociales, identidad, teléfono, dirección, tarjeta bancaria…).

 

2. Contactar con los miembros interesados en tu alojamiento

Cuando el “proyecto de viaje” de un miembro corresponde con tu hogar, o cuando le ha gustado tu anuncio y lo ha marcado como “favorito”, su perfil se mostrará automáticamente en tu panel de control con la etiqueta « personas interesadas en tu anuncio ». Entonces, podrás notificar al miembro que su perfil te interesa y que estás dispuesto a acogerlo. La otra persona recibirá la noticia y la comunicación será más fácil.
 

3. Comprueba que tienes un seguro del hogar

Tu seguro de hogar cubre probablemente la estancia de personas externas a tu hogar, como amigos o invitados. Te recomendamos verificar las condiciones exactas de tu seguro de hogar. A la vez, el seguro de responsabilidad civil de tu huésped le protege también en caso de problemas eventuales (para los países de la UE). 

 

4. Organizarse con el invitado

Una vez confirmada la reserva, te enviamos los datos personales de contacto de tu invitado (dirección, numero de teléfono, etc...). El huésped recibirá también estos datos, incluyendo tu dirección. Es muy importante contactar con él para organizarse sobre las horas de llegada y salida, la entrega de las llaves y su restitución (vecino, familia, portero…)

 

5. Prepara tu alojamiento

Asegúrate de que tu casa, piso, habitación… sea la más acogedora posible. Te aconsejamos dejar a la vista una copia del reglamento interno y añadir unas directivas necesarias para la buena estancia del huésped.

Un buen anfitrión cuida de la limpieza de su alojamiento, pone a disposición toallas y sábanas limpias, mapas de la ciudad, de los transportes… Opcionalmente, dejar espacio en los armarios puede ayudar a tu invitado. Algunos miembros incluso dan la bienvenida con una comida tradicional, una botella de vino, bombones… ¡Nunca está de más!

 

6. Protege tus bienes

Cuando prepares tu alojamiento, te aconsejamos fuertemente ubicar tus objetos de valor en un lugar seguro. Para ello, puedes utilizar un espacio que tus huéspedes no vayan a utilizar (habitación extra, escritorio, sótano…) o de un armario o estantería cerrados con llave. Para tus bienes más valiosos, una caja fuerte es el lugar más adecuado.

Si tienes reglas especiales acerca del uso de las habitaciones y de los objetos de tu hogar, apúntalas en el reglamento interno que enviarás al huésped, o entrégaselo a su llegada.

Estas disposiciones te permiten marcharte tranquilo.

 

7. Preparar la llegada

Si ponéis a disposición tu casa entera, te aconsejamos quedar personalmente a tus huéspedes y entregarles las llaves en mano. Conocer a tus invitados te permite enseñar el alojamiento e insistir sobre algunos puntos importantes del reglamento interno. En caso contrario, tienes que indicar el proceso que deben seguir para recuperar las llaves y entrar en tu casa.

Si pones a disposición una habitación o un sofá, tu presencia es imprescindible. No estás obligado a dejar tus llaves al huésped, pero debes indicarle los horarios en qué habrá alguien en casa, y la hora de salida. ¡Cuidado! Eso tiene que figurar en el reglamento interno o haber sido hablado y aceptado por el huésped. 

 

8. Tener una persona de confianza

Te aconsejamos elegir a alguien de confianza para ayudar a tu huésped en caso de emergencia durante tu ausencia. Esta persona podrá, por ejemplo, abrir tu alojamiento y entregar las llaves al invitado si tu no estás. De todas maneras, tenéis que estar disponibles en todo momento por teléfono o email.